Los libros que me acompañaron en el 2016

ablogHay una frase de Paul Auster que me gusta citar con frecuencia, porque resume la relación que guardo con los libros: “cuando lees algo maravilloso, todo cambia”. Sí, es cierto, el hábito de la lectura estimula a la mente a no permanecer secuestrada en el pasado o presa de la ansiedad, por culpa del futuro. No importa si la historia ocurrió en otra época o lugares que no conocemos, nuestra atención se sitúa en el “tiempo” de la obra y, aunque procesamos gran cantidad de información, lo que en realidad sucede en el cerebro es un descanso, una agradable tregua que ayuda a bloquear el acecho de pensamientos negativos.

En el 2016 me propuse lecturas de calidad antes que cantidad. No se trataba de ganar ningún concurso de Challenge Book, pero sí de sacarle el mayor provecho a libros que posiblemente no leeré más. Gracias a mi club de lectura -una tertulia literaria donde analizamos mensualmente una novela -este año releí la mayoría de las obras recomendadas. Como no se puede memorizar todos los datos, dado que la memoria es frágil, lo más importante, es decir, la historia, la técnica y el estilo del autor, quedarán para siempre conmigo. A continuación, les hago un resumen de los libros que me acompañaron mes a mes, espero les guste y los aliente a su lectura:

ENERO:

1. La garconne, Victor Margueritte (Argelia, 1866 –Monestier, 1942). Un clásico de la literatura francesa, marcó el debut cinematográfico de Édith Piaf. La palabra garconne surgió en los años veinte en París. Se refiere a un tipo de mujer que adoptó una figura andrógina para reivindicar sus derechos e igualdad de género. El libro narra la historia de Monique Lerbier, hija de una familia de la alta burguesía, comprometida con Lucien, el hombre que ama pero una noche lo sorprende en compañía de otra mujer. Humillada, decide vengarse y transgredir los límites establecidos a través de múltiples experiencias amorosas y el uso de drogas. Puntuación ***** unnamed-5

2. El poder del perro, Don Winslow (Nueva York, 1953). Novela negra. El autor mencionó en una entrevista que el noventa por ciento de este libro estaba basado en hechos reales, claro, con nombres diferentes para mantener el anonimato de los personajes. En este triángulo del narcotráfico (México, Colombia y EE. UU.), de la década de los setenta, están implicados desde candidatos presidenciales, la iglesia católica, las guerrillas de las FARC, la CIA, y, como no, prostitutas de alto vuelo. Todos los ingredientes para un thriller que te dejará sin aliento. Puntuación ***

FEBRERO:

3. El tambor de hojalata, Günter Grass (Danzig, 1927 –Lübeck, Alemania, 2015). Esta obra la volví a releer para una crónica que escribí sobre dicho autor, la cual pude disfrutar de forma pausada y entendiéndola mejor que la primera vez. El tambor de hojalata es considerada una de las obras maestras de la literatura alemana y universal. El protagonista, Oskar Matzerath, es un niño con voz vidriosa que a la edad de tres años decide no crecer más y contar desde una perspectiva pintoresca y barroca los horrores de un régimen totalitario y la guerra que conllevó la locura de un dictador. Puntuación ***** 

tecnicasjpg 4. Técnicas de Iluminación, Eloy Tizón (Madrid, 1964). Este libro no es fácil. Hay que dedicarle tiempo, atención y una segunda lectura para poder apreciarlo y quedar satisfecho con la propuesta del autor. Se trata de diez cuentos cortos. “En estos relatos hay un reverso de sombra, un vértice de silencio, algo que no se nombra directamente, pero que es una invitación al lector para que se sumerja y participe en la construcción del sentido y pueda encontrar un poco de claridad”. Puntuación ****

MARZO:

cirkus5. Cirkus Columbia, Ivica Djikic (Tomislavgrad, Bosnia –Herzegovina, 1977). Este autor es una de los escritores más originales de la nueva literatura balcánica. Debutó con Cirkus Columbia, novela que obtuvo el premio Selimovic (2004) a la mejor obra de ficción de Croacia, Serbia y Bosnia-Herzegovina. Es una sátira del renacimiento croata de los años noventa. El protagonista, Divko Buntic, un lunático y rencoroso emigrante bosnio, vuelve a su pueblo natal tras amasar una fortuna en Alemania. Lo acompañan su mujer, una joven musulmana, y su adorado gato Bonny.  Puntuación **** 

6. Kafka y la muñeca viajera (Barcelona, Jordi Sierra i Fabra, 1947). Jordi es un conocido escritor español de cuentos infantiles. Esta tierna historia infantil sucedió cuando Franz Kafka vivía en Berlín, paradójicamente un barrio que visito con mucha frecuencia: Steglitz. Un día el escritor de La metamorfosis encontró en un parque a una niña que lloraba porque había perdido su muñeca. Para consolarla le cuenta que la muñeca se ha ido de viaje, pero que le escribirá cada día contándole sus aventuras en cada país visitado. Así, Kafka se convierte en el cartero de muñecas, redactando cada misiva con esmero y dulzura. Puntuación **

ABRIL:

7. Lulu, Mircela Cartarescu (Bucarest, 1956). El autor es el eterno candidato al Nobel de Literatura, está considerado por la crítica literaria como el más importante narrador rumano de la actualidad. El personaje, Victor, un escritor asocial y torturado que parece sacado de una obra de Proust, vive obsesionado por Lulu, uno de sus compañeros, que lo fuerza a un tener un contacto sexual. El protagonista intenta exorcizar a través de la escritura a los monstruos que devoran su alma. Premio de la Unión de Escritores Rumanos, Premio ASTRO. Puntuación ***** ulu

8. Un hombre al margen, Alexandre Postel (Colombes, 1982). El personaje Damien North es profesor de filosofía de una prestigiosa universidad; es viudo y lleva una vida solitaria. Un día es detenido por la policía por haber descargado en su computadora imágenes provenientes de una red pedófila. Si crees que es una historia de pedofilia, estás equivocado. El escritor francés utiliza este truco en las primeras páginas para narrar cómo una decisión judicial puede destrozar la vida de una persona y expulsarla de la sociedad. Premio Goncourt 2013. Premio Landerneau Découvertes. Puntuación *****

MAYO:

9. Novela de ajedrez, Stefan Zweig (Viena, 1881 –Petrópolis, Brasil, 1942). Este escritor se ha convertido en uno de mis favoritos. Les recomiendo iniciar su lectura con la obra El mundo de ayer. Zweig nació en Austria, de familia judía. Después de publicar Novela de ajedrez (1941) viajó a Brasil huyendo de la dictadura nazi. Se suicidó junto con su esposa creyendo que el nazismo se extendería por todo el planeta. El libro es pequeño, se lee de un tirón, incluso en una tarde. El telón de fondo es la psicología de la Alemania nazi y cómo un juego de ajedrez puede evitar caer en la demencia.  Puntuación ****

ajedrez10. Jimmy Sullivan, Ian Cross (Masterton, 1925). Gracias a la magia de la literatura me entero que este libro es una de las obras neozelandesas más celebradas del siglo XX. De lectura ágil pero hay que estar atento para no perderse pequeños detalles que dan sentido a la historia. Jimmy Sullivan, el protagonista, tiene trece años y vive en un orfanato. Hasta los once, jamás se había separado de sus padres, a partir de esa edad se cuestiona en retrospectiva qué sucedió con su familia, su vida en el colegio y sus amigos. Puntuación *****

JUNIO:

11. La palabra del mudo, Julio Ramón Ribeyro (Lima, 1929 – 1994). Había leído en el colegio varios cuentos de este escritor peruano, como Gallinazos sin plumas, pero nunca agrupados en un solo volumen. Seix Barral reúne casi un centenar de cuentos del escritor peruano. Son relatos cortos, reflejo de su vida y las ciudades en las que vivió, en Perú y Europa. Mario Vargas Llosa no exagera al considerar a Ribeyro como “un magnífico cuentista, uno de los mejores de América Latina y probablemente de la lengua española”. Puntuación **** dw

JULIO:

12. Cinco esquinas, Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936). Es el último libro del premio nobel. Algo que me incomoda de MVLL es el uso exagerado de diminutivos. En esta novela en particular –la más floja del escritor –considero que abusa de los “citos” “ñitos” “itas”, etc., al menos a mí me estorbaron mientras leía. Es una buena historia, está ambientada durante la dictadura de Alberto Fujimori (expresidente del Perú), en plena época del periodismo amarillo; además, cuenta con una buena dosis de elementos eróticos, sin embargo, la trama no logra sostenerse, el final es algo flojo y predecible. Puntuación *

AGOSTO:

13. La civilización del espectáculo, Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936). El escritor nos sorprende con este ensayo donde hace una feroz crítica al periodismo amarillista, la banalización de las artes y la cultura en general. Creo que nunca pensó que saldría en la portada de la revista Hola y menos con la socialicé hispano-filipina, Isabel Preysler, su futura esposa. Bien reza el dicho, “muchas veces somos esclavos de nuestras palabras”. Puntuación ***

cero14. Número Cero, Umberto Eco (Alessandria, 1932 –Milán, Lombardía 2016). En febrero de 2016 falleció el hombre que lo sabía todo: Eco, autor de El nombre de la rosa. En Número Cero, en la contratapa, describen la novela como el manual de comunicación de nuestro tiempo, yo no creo que esa comparación se ajuste a la realidad, siendo yo también periodista. No es el mejor libro del autor italiano pero tiene lo necesario para mantener al lector en suspenso: la CIA, el Vaticano y la figura de Mussolini son protagonistas de la novela. Puntuación**cartel

15. El cártel, Don Winslow (Nueva York, 1953). Si El poder del perro, es una novela cruda, la segunda parte es brutal y despiadada. Winslow ha sabido retratar al narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo. A través de sus numerosas páginas, el autor narra cómo operan los cárteles del narcotráfico en México. La pregunta que flota cuando terminas el libro es ¿quién o qué gobiernos no están implicados en este mundo de tanta corrupción? Puntuación *****

SETIEMBRE:

azweig16. Die lezten Tage von Stefan Zweig, Sorel & Selsik. Un cómic en alemán sobre los “Los últimos días de Stefan Zweig”. No me atrevo a leer una obra en alemán debido a mi lentitud en el idioma de Goethe. No obstante, por tratarse de mi escritor favorito, lo terminé con ayuda del diccionario. En Alemania existe todavía la cultura del cómic y este libro, aunque es triste, está muy bien trabajado. El diseño y los dibujos se pueden considerar una obra de arte. Puntuación ****

abeach17. El Pentateuco de Isaac, Angel Wagenstein (Burlaria, 1922). Wagenstein es cineasta, empezó su carrera literaria a los setenta años con esta novela, nos enseña que nunca es tarde para cumplir nuestros sueños. El Pentateuco de Isaac narra el periplo de un sastre judío de Galitzia (antiguo territorio del Imperio Austrohúngaro, actualmente dividido entre Polonia y Ucrania) durante la primera mitad del siglo XX. Dos guerras mundiales, campos de concentración en Alemania y Siberia son contados con humor e ironía, sin restar importancia a los momentos difíciles que vivió Europa durante el siglo pasado. Puntuación ******

OCTUBRE:

18. Alí y Nino, Kurban Said (anónimo). Alí es un aristócrata musulmán y Nino una princesa cristiana. Está ambientada en Bakú, capital de Azerbaiyán, a principios del siglo XX (Primera Guerra Mundial). “Considerada por muchos el ‘Romeo y Julieta’ de la literatura oriental. Sus personajes se debaten entre el dolor y el compromiso, la fuga y la familia, la verdad y las apariencias. Y lo más seductor es la voz: esa voz con que el protagonista va tejiendo sus razones y sinrazones de musulmán enamorado. Con una estructura narrativa donde llama la atención fragmentos de una inteligencia impecable, que sitúan al lector en la tesitura de juzgar, analizar y tomar partido”, Ronaldo Menéndez, escritor cubano (club de lectura). Puntuación *****

awine19. Por si se va la luz, Lara Moreno (Sevilla, 1978). Lo que más me gustó de esta historia es el narrador: cada personaje es en cierto momento de la trama, el narrador de la novela. Es un recurso literario que no se utiliza con frecuencia, sin embargo, está muy bien trabajado porque la historia es lineal y se deja entender. Lo único que hay que tener en cuenta es quienes narran en cada capítulo para no confundir los personajes. Tuve la suerte de analizarlo y desmenuzarlo en compañía de la escritora. Claro, ella, en Madrid, con el club de lectura, yo en Berlín, vía Skype. Puntuación *****

NOVIEMBRE:

20. En el tiempo de las Mariposas, Julia Alvarez (República Dominicana, 1969). Basada en hechos reales. Minerva, Patria y María Teresa, las hermanas Mirabal, fueron asesinadas en República Dominicana, por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, un 25 de noviembre de 1960. En honor a estas tres valientes mujeres se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Es una historia muy triste pero la valentía y el coraje de las “mariposas”, en especial de Minerva, invita a reflexionar sobre el papel que representaron estas valerosas mujeres en la historia de su país y América Latina.  Puntuación **amariposas

21. El extranjero, Albert Camus (Argelia, 1917 –Francia, 1960). Es una novela en dos partes que el premio nobel de literatura escribió en 1942 para ilustrar sus nociones sobre la “teoría del absurdo”. Cuenta la historia de un francés en Argelia, desde el entierro de su madre, hasta los cinco tiros de revólver que descarga sobre un árabe, pasando por la prisión, el juicio y la condena. Esta novela se convirtió en un clásico del existencialismo, traducida a más de cuarenta idiomas. Puntuación ****

achejov22. Una extraña confesión, Antón Chéjov (Rusia, 1860, Alemania, 1904). Siempre regreso a los clásicos de la literatura universal y la diferencia radica siempre en el lenguaje. Son novelas extensas, con un tono coloquial y básicamente lineales. Una extraña confesión (1844), primera del también médico, más conocido por sus maravillosos cuentos, como La dama del perrito, es una novela policial que no pasó desapercibida en el mundo literario. Inspiró a Agatha Christie el libro “El asesinato de Roger Ackroyd” y fue llevada al cine en 1944. Puntuación *** 

DICIEMBRE:

23. Helada sangre azul, Yuri Buida (Znamensk, 1954). Buida es uno de los más importantes escritores rusos de la actualidad. Sus obras otorgan un importante peso a cuestiones como la identidad, la pertenencia, la transitoriedad o los vínculos con el pasado. Ida, la protagonista, fue una gran actriz, galardonada con el premio Stalin. ¿Qué misterio envuelve su vida y la desaparición de las tórtolas? La estructura narrativa no es lineal, hay muchos saltos al pasado, mezclados con el presente y el futuro, contado siempre por un narrador que entra y sale de la historia. Puntuación *****

aultimo24. El hombre sentimental, Javier Marías (Madrid, 1951). Marías no es un autor fácil pero lo atractivo de su prosa es la cadencia musical con la que escribe este reconocido escritor español, columnista del diario El País. Los primeros capítulos hay que leerlos con mucha atención, porque una idea lleva a la otra, después la lectura se vuelve muy fluida y rápida. Es un triángulo amoroso entre un cantante de ópera, un poderoso banquero belga y una joven española. Premio Internazionale Ennio Flaiano. Puntuación ***

25. Veinticuatro horas en la vida de una mujer, Stefan Zweig (Viena, 1881 –Petrópolis, Brasil, 1942). Termino el año con este autor que hace magia con las palabras. Una pequeña muestra de este libro: “¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su marido y a sus hijas para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?”. Puntuación ****

4 thoughts on “Los libros que me acompañaron en el 2016

  1. Interesante reseña, y más interesante las relecturas de algunos clásicos como El tambor de hojalata y El extranjero. De hecho me gustaría tener el tiempo necesario para leer todos los libros reseñados, pero a veces uno puede tener la voluntad y el gusto por la lectura sin tener los espacios necesarios. Solo una consulta: mencionas que el año pasado tomaste la decisión de leer más en calidad que en cantidad. ¿Cuál fue el criterio utilizado para determinar qué libros son de calidad y otros no?
    Abrazo y feliz año 2017.

    • Eso algo subjetivo y personal. En este caso, muchas de las relecturas se dieron por consejo de mi club de lectura. Ronaldo no sólo es escritor, sino está muy ligado al mundo literario con editoriales españolas y, además, tiene un olfato muy crítico. Cantidad también puede interpretarse a novelas rápidas, best sellers que no requieren más de una lectura porque su estructura es lineal y se dejan entender fácilmente. Ejemplos: El poder del perro, El cártel, La muñeca viajera. Debo aclarar que para mi club de lectura solo figuran obras literarias, no best sellers.

  2. Claudia,
    Muchos libros me faltan leer.!
    Gracias por la descripción de los mismos y te felicito por la capacidad lectora que tienes.
    Que sigan los éxitos!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *