Berlín dice adiós al Duque Blanco

david-bowie_640x480_41452504185

I don’t know where I’m going from here, but I promise it won’t be boring” David Bowie

Se fue un lunes de invierno, una mañana fría, sombría y con aire de somnolencia. Era el presagio de un día triste, de un largo adiós al ícono de la moda, al camaleónico Duque Blanco, apodo que adoptó David Bowie en los años que vivió en Berlín. Su inesperada partida sorprendió a sus miles de seguidores en todo el mundo, quienes tan solo días antes habían visto con entusiasmo el lanzamiento de su álbum n° 25: Blackstar. En Alemania, su música, especialmente, la canción Heroes (1977) no ha dejado de sonar en las radios locales, ni en en los bares berlineses que el cantante británico frecuentó durante su agitada vida nocturna en esta ciudad.

Berlineses despiden a David Bowie en el departamento donde vivió.

Hacia 1976, Bowie residía en Los Angeles, su carrera musical atravesaba su mejor momento. Canciones como “Fame” y “Golden Years” figuraban entre los Top 10 de los hits musicales, pero tenía un problema serio y personal: la bruma del alcohol y la cocaína lo mantenían preso en la vorágine de la fama. Para escapar de la escena de las drogas, se trasladó a Europa junto a su esposa Angela Barnett y ambos se establecieron en Berlín. “Fue una de las pocas ciudades en donde podía moverme en el anonimato”, aseguraba el compositor inglés.

Sus amigos más cercanos afirman que Berlín fue su musa inspiradora y también su salvación. Entre 1976 y 1979 fue el periodo más productivo en la carrera musical del hombre de las mil caras. David quiso dejar su marca personal en Berlin Trilogy: Low (1977), Heroes (1977) y Lodger (1979), un tributo a esta ciudad que lo trataba no como una estrella del pop y el rock, sino como un ser humano. Para mí fue uno de los periodos más plenos y creativos de mi vida. Tuve la suerte de conocer a Brian Eno, con él y Tony Visconti formamos un equipo increíblemente colaborativo”, comentó en una de sus muchas entrevistas a la televisión. 

IMG_3131

David Bowie vivió entre 1976 y 1979 en Schöneberg, Berlín.

Bowie eligió un departamento ubicado en Haupstraße 155, en Schöneberg, poblado por inmigrantes turcos y alejado de la escena cultural, buscaba sacudirse un poco de la fama y pasar desapercibido entre sus vecinos. Compartió por esa época piso con Iggy Pop, cantante estadounidense que también libraba sus propias batallas contra la heroína. Bowie lo ayudó a componer y producir álbumes como The Idiot (1977) y Lust of Life (1977), considerados los mejores en la carrera de su amigo.

Con el disco Low, incursiona en la música ambiental, se nota un cambio de ritmo en su forma de componer. Impuso la base de una nueva tendencia musical: el post punk. “Ese fue el comienzo de una nueva forma de ver la vida”, dijo el también actor y pintor, que muchas veces llevó el arte a sus looks andróginos. Aunque no logró el éxito esperado y, por el contrario recibió fuertes críticas, obtuvo también halagos como del compositor Philip Grass, quien considera su trabajo como la “obra de un genio”, por su facilidad para crear música compleja y enmascararla como pieza sencilla.

IMG_3140

Los fans de David Bowie colocaron su nombre en la avenida donde vivió.


En Alemania,
Heroes es el sencillo más popular del cantante. Mezcla conceptos minimalistas y música instrumental, con fuerte influencia del pop y el rock, gracias a la colaboración del guitarrista Robert Fripp. Cuenta la historia de una joven pareja que buscan a toda costa estar juntos y para ello se reúnen a diario bajo el torreón del muro de Berlín. “Eran Tony Visconti y su amante. Él estaba casado en esa época. Nunca voy a revelar el nombre pero puedo decir que era una chica alemana. El matrimonio estaba en los últimos meses y fue conmovedor porque me di cuenta que Tony estaba muy enamorado de ella. Esa relación motivó esta canción”:

I, I can remember

Standing, by the wall

And the guns, shot above our heads

And we kissed, as though nothing could fall

And the shame, was on the other side

Oh we can beat them, forever and ever

Then we could be heroes, just for one day…

 

Logder (el inquilino) llegó tras una larga gira mundial para promocionar Low y Heroes. El disco se grabó en Suiza y Nueva York. En este trabajo incorpora el estilo new wave and word music. Narra la vida de un trotamundos sin hogar, rechazado y victimizado por las presiones de la vida y la tecnología. Logder llegó al puesto número cuatro en el Reino Unido y al veinte en Estados Unidos.

1.fotoA la edad de 69 años, producto de un cáncer, posiblemente al hígado (la familia no ha querido precisar), murió David Robert Jones. Estaba casado con la modelo Iman y tenía dos hijos, Duncan (de su primera relación) y Alexandra Zahra Jones. Su espíritu rebelde y su personalidad tímida lo llevaron a experimentar no sólo en el canto y la composición, sino también en la pintura, y, además, dominaba varios instrumentos musicales. Su carrera nunca tuvo pausas prolongadas, se mantuvo siempre activo, desde David Bowie (1976), hasta Blackstar (2016). No quiso revelar al mundo su enfermedad, solo los amigos más cercanos conocían su secreto, sin embargo, tampoco quiso partir sin despedirse de sus fans, pero lo hizo a su estilo, dejando su sello grabado en la última producción, Lazarus, donde un personaje bíblico resucita tras la muerte. Una metáfora que representa la inmortalidad de su legado musical.

2 thoughts on “Berlín dice adiós al Duque Blanco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *